sábado, 23 de enero de 2010

PARADÓJICA DISYUNTIVA.


Los años a veces sí pasan en vano.
Marcamos distancia para olvidar el milagro,
Fingimos que con los años estaba superado,
Pero... ¿y si nos miramos?
Pareciera que el tiempo grita
Que debemos continuarlo
Cuando vuelve a acercarnos.

Por nuestras miradas escapa el sentimiento
Que nosotros mismos sepultamos,
Pretendemos disimular
Y no es más que un engaño
Que la mente le propina al corazón,
Pero éste último está muy claro:
Y estalla en desesperados latidos
Si el destino nos hace reencontrarnos.

¿Sabes cuántas veces he retado
A ese destino del que hablas?
Muchas pruebas, y todas ganadas.
A veces sólo pregunto: "¿cómo estás?"
Quiero saber de ti,
Y lo que recibo es un "¡qué casualidad!"
Porque ayer no me dejaste dormir.
No sé qué hacer con esto, me da miedo
A una recaída sin mañana
O, peor aún, a una muerte sin intento.

Y es que en mí yace incrustada
Esa pasión que intensamente ardió
Como fuego en nuestras almas.
Te juro que lo que deseo es borrarte,
Y vuelve el destino a jugarme una mala pasada.
Me invade otra vez el temor
De sucumbir ante tu mirada,
De que me hagas volar tan alto
Para luego caer en la nada.

Hay que ponerle fin a esta situación
Que nos tiene anclada el alma,
Porque alimenta el corazón
Con un soplo de esperanza
En una relación donde queremos todo,
Pero la predisposición le gana.

Tomemos una final decisión
Ya sea dulce, o quizás amarga,
Pues el alma se me cae en pedazos
Y tu recuerdo cada día me mata.
Aquí está mi corazón para que leas
Lo que hay escrito en sus páginas:
Que muero por aprender a olvidarte
Y construir un nuevo mañana,
Pero se derrumban todas mis defensas
Sólo con tu mirada.

Lo dejaré todo a lo que está escrito,
Me sentaré en aquel banco
Donde me arrancaste el primer suspiro.
Pero quiero que sepas:
No te espero, aunque te quiera conmigo.
La noche se acerca...
La vida cobra y se agota.
Lo que es, será...
Y lo que no, habrá simplemente que olvidar, cerrar y recomenzar.

Poema a 2 manos por:
María Gabriela Cárdenas y Rolando Hunján Ramos.
12/12/2009 1:00 p.m.

No hay comentarios:

Publicar un comentario